Cabecera Home
Revista Segurilatam Edición impresa
Síguenos:
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

Chile promueve la ciberseguridad para un uso seguro de Internet

07/01/2019 - Fuente: Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile.
El Ministerio del Interior y Seguridad Pública ha difundido una serie de consejos para proteger los derechos de los ciudadanos en ambientes digitales y generar conciencia sobre los riesgos que implica una navegación desprotegida.

A continuación, algunas recomendaciones de ciberseguridad difundidas por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile:

1. Practica una navegación segura. Tú no caminarías voluntariamente por un área peligrosa, de manera que en Internet aplica el mismo criterio. No visites sitios peligrosos en línea. Los ciberdelincuentes utilizan contenido morboso como gancho. Saben que las personas a veces se sienten tentadas por contenido cuestionable y pueden bajar la guardia. En Internet abundan trampas difíciles de identificar en las que un clic descuidado puede exponer datos personales o infectar tu dispositivo con programas maliciosos (malware).

2. Ten cuidado con lo que publicas en las redes sociales. Cualquier comentario o foto que publiques en Internet puede permanecer allí para siempre, puesto que la eliminación del original –por ejemplo, de Twitter– no elimina las copias que realizan otras personas. Aquí la regla a seguir es simple: no publiques en línea nada que no quisieras que tu mamá o un empleador potencial viera.

3. Activa la configuración de seguridad. A las personas que se dedican a la comercialización de productos les encanta saber todo sobre ti, pero también a los ciberdelincuentes. Ambos pueden obtener gran cantidad de datos a partir de tus hábitos de navegación y uso de las redes sociales. Tanto los navegadores de Internet como los sistemas operativos de los teléfonos móviles ofrecen ajustes que te permiten proteger tu privacidad en línea. Los principales sitios web y redes sociales, como Facebook e Instagram, también ofrecen ajustes para incrementar la privacidad.

4. Comprueba que tu conexión a Internet esté protegida. Cuando te conectas a Internet en un sitio público con una red wifi abierta no tienes control directo sobre tu seguridad. No hagas operaciones bancarias, transferencias, pagos de cuentas u otra actividad en que expongas claves u otra información personal valiosa.

5. Ten cuidado con lo que descargas. Uno de los objetivos prioritarios de los ciberdelincuentes es engañarte de diferentes formas y métodos para que descargues archivos maliciosos, es decir, programas que contienen malware o tratan de robar información. El malware puede disfrazarse de programa amigable, ya sea en forma de un juego popular o una aplicación que informa del tráfico vehicular o del clima. Esta técnica puede permitir robar mucha información valiosa, como por ejemplo:

  • Datos personales: correos electrónicos, datos de localización (GPS) y/o contactos personales.
  • Información bancaria y financiera: número de tarjetas de crédito y/o de cuentas bancarias.
  • Credenciales de acceso a redes sociales y cuentas de correo electrónico.

6. Crea contraseñas seguras. Las contraseñas son uno de los puntos más débiles en cualquier estrategia de seguridad, pero, en la actualidad, no existe ninguna manera de sustituir este método de identificación. El problema es que las personas tienden a elegir contraseñas fáciles de recordar (como palabras comunes como “contraseña” o números correlativos “123456”) que los ciberdelincuentes pueden adivinar sin mucho esfuerzo. Para que una contraseña sea segura debe ser única y compleja: combinar letras, números y caracteres especiales.

7. No compartas datos personales en la web. La privacidad en Internet se refiere al control de nuestra información y que pueda conocer y/o filtrarse al resto de los usuarios que se conectan a Internet. Un ciberdelito no solo pasa en tu computador o en tu celular. También puede ocurrir en un cajero automático o incluso cuando te preguntan el RUT en la calle, en un comercio o por teléfono. Dar tu RUT, dirección o datos personales no es obligación. Tus datos personales son una información valiosa y debes tener criterios de manejo a quién, dónde y en qué momento pueda ser usada. Si no dan el contexto o la razón del por qué la solicitan, es probable que pueda ser mal usada.

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter