Cabecera Home
Revista Segurilatam Edición impresa
Síguenos:
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Ana Borredá, Directora de Segurilatam

Críticas, estratégicas o vitales

En función de la región o país, las infraestructuras que prestan servicios esenciales a la sociedad son denominadas críticas, estratégicas o vitales. Y aunque el nivel de protección requerido no sea el mismo en todas ellas, estarán de acuerdo en que es fundamental diseñar una estrategia que posibilite reforzar su seguridad.

Desde una planta de generación eléctrica hasta un aeropuerto, nos referimos a instalaciones cuya actividad no puede verse alterada o interrumpida. De lo contrario, las consecuencias para un estado y/o los países de su entorno podrían llegar a ser nefastas en términos de operatividad y, por ende, económicos.

Dada la relevancia de dichas infraestructuras, en Segurilatam, una vez más, nos ocupamos de ellas a través de un bloque especial de información en el que hemos recabado la opinión de destacados expertos de la seguridad latinoamericanos. A diferencia de Europa, donde se impulsó una Directiva en 2008 que, entre otras, dio lugar a la popularmente conocida como Ley PIC española en 2011 –pilar normativo para establecer las medidas encaminadas a la protección de las consideradas infraestructuras críticas–, en América Latina queda camino por recorrer en dicho ámbito.

En ese sentido, si bien es cierto que en la región se celebran foros internacionales donde se aborda esta temática y se intercambia información, se echa en falta una estrategia compartida que involucre a diferentes estados, en general, y la elaboración de leyes ad hoc, en particular. En el caso de México, pese a que las infraestructuras estratégicas son contempladas en distintas normas, los profesionales consultados por Segurilatam verían con buenos ojos la aprobación de una ley específica. Confiemos en que el desarrollo de la misma tenga lugar durante el próximo sexenio.

A la espera de una legislación adecuada, congratula saber que cada vez son más los encargados de velar por la protección de las infraestructuras críticas, estratégicas o vitales de América Latina que son conscientes de que la misma no puede llevarse a cabo sin un concepto integral de la seguridad ni una decidida colaboración público-privada. En cuanto al primero, nuestra editorial puede presumir de ser pionera en su fomento. Las sinergias entre las publicaciones Seguritecnia y Red Seguridad han dado lugar, entre otras iniciativas, al Encuentro de la Seguridad Integral Seg2, evento anual que este año alcanzará su décima edición. Un foro profesional en el que si algo ha quedado claro desde su puesta en marcha es que los responsables de seguridad no pueden hacer la guerra por su cuenta. Atrás quedaron los tiempos en los que las seguridades física y electrónica y la ciberseguridad viajaban en trenes que circulaban por vías distintas. Hoy en día, los profesionales de la seguridad, independientemente de su especialidad, han de subirse al mismo convoy y trabajar de forma conjunta. Quien no comparta dicha visión continuará instalado en su particular nicho de confort, en una especie de baúl de los recuerdos que acabará pasándole factura a él y, lo que es peor, a su organización, encargada, no lo olvidemos, de prestar servicios esenciales a la ciudadanía.

Asimismo, el ámbito privado tiene mucho que decir en la protección de este tipo de infraestructuras. En primer lugar, si fuese el caso, en calidad de operador de las mismas. Y en segundo, a través de las empresas de seguridad privada. En relación a estas últimas, son muchas las voces que reclaman una mayor capacitación de sus empleados. Pero agrada saber que, en el ínterin, los responsables de la seguridad pública demandan la prestación de sus servicios. De nuevo, la unión hace la fuerza…

Por último, permítanme recordarles que el presente número de Segurilatam se entregará gratuitamente en Expo Seguridad México, Infosecurity México o Seguritec Perú, eventos donde volveremos a estar presentes y en los que podremos intercambiar impresiones con quienes nos visiten. Les esperamos.

*Editorial publicado en el número 7 de Segurilatam, correspondiente al primer cuatrimestre de 2018.

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter