Cabecera Home
Revista Segurilatam Edición impresa
Síguenos:
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ENTREVISTA

Óscar Vega Pulido, Gerente nacional de Seguridad Integral de Olímpica

“Olímpica no ve la seguridad como un gasto, sino como una inversión”

14/07/2018 - Por Luisa Millan y Fernando Pérez (corresponsales de ‘Segurilatam’ en Colombia).
Presidente de la Asociación de Seguridad Comercial (Adesec) de Colombia, Óscar Vega Pulido atesora una dilatada experiencia en el ámbito del ‘retail’ y la logística y desde hace 15 años se encuentra al frente de la gerencia de Seguridad de Olímpica.

-Olímpica presume de ser la cadena de retail más grande de Colombia. ¿Cuándo se fundó la empresa y cómo se estructura actualmente en el país?

Los orígenes de Olímpica se remontan a 1953, año en el que cuatro hermanos decidieron acompañar a su papá en una pequeña botica de Barranquilla. Poco a poco, hubo un proceso de crecimiento y expansión a nivel nacional y hoy la empresa cuenta con más de 22.000 trabajadores, entre empleos directos e indirectos, y más de 350 negocios entre superalmacenes, supertiendas, superdroguerías y droguerías. Hablamos de formatos con una superficie que oscila entre los 8.000 metros cuadrados que pueden llegar a tener los superalmacenes y los 400 de una droguería.

Y por lo que respecta a los centros logísticos, Olímpica posee bodegas en todo el territorio colombiano, destacando una nueva, de 150.000 metros cuadrados, en Barranquilla. En esta ciudad se encuentran nuestras oficinas, pero, por ubicación geográfica y estratégica, la gerencia de Seguridad está en Bogotá.

-¿Cuáles son los principales activos que debe proteger la gerencia de Seguridad de Olímpica? ¿Con qué medios cuenta para desempeñar su competido?

Afortunadamente, Olímpica no ve la seguridad como un gasto, sino como una inversión. Y nuestro departamento está involucrado en toda la cadena de suministro, desde la recepción de la mercancía hasta su entrega al usuario. Esto es muy importante porque una de nuestras prioridades es la atención al cliente.

A nivel nacional, hay unos directores encargados de reportarme y poseemos una estrategia basada en un sistema de calidad medible a través de unos indicadores de gestión. Además, disponemos de medios técnicos y humanos: en torno a 1.200 personas forman parte del departamento y buscamos que estén continuamente capacitadas, entrenadas y estimuladas. Por último, también tenemos una relación muy fluida con las autoridades públicas en materia de protección.

-En el caso de los puntos de venta, ¿qué desafíos plantean? ¿Cuáles son los productos más apetecibles para los ladrones?

Al concebir la seguridad desde una perspectiva integral, en los puntos de venta debemos contemplar distintos tipos de seguridad: física, electrónica, del personal e industrial. Y cada uno de ellos tiene su nivel de importancia… Por lo tanto, nuestra misión es proteger a los trabajadores, los clientes y las instalaciones sirviéndonos de medios técnicos y humanos, así como de auditorías e investigaciones internas, que posibiliten transmitir seguridad y tranquilidad.

En cuanto a su segunda pregunta, últimamente hemos registrado un incremento en el hurto de carnes frías, una tendencia que se mantendrá mientras en la calle haya gente dispuesta a pagar a los ladrones por este tipo de productos. Y, obviamente, los artículos electrónicos continúan siendo muy apetecibles, pero para un perfil de ladrón más especializado.

-¿Y cuáles son los principales riesgos que deben afrontar en la actividad vinculada a los centros logísticos?

Entre otras modalidades delictivas, registramos asaltos a las instalaciones y atracos al transporte de mercancías, una actividad popularmente conocida como piratería terrestre. Para hacer frente a este fenómeno, los recursos técnicos y humanos, junto a una buena capacitación de procesos y procedimientos, son esenciales. Y como he comentado anteriormente, también es muy importante generar alianzas estratégicas con las autoridades públicas locales o nacionales. En este sentido, a través de la Asociación de Seguridad Comercial (Adesec), de la cual soy presidente, estamos en permanente comunicación con ellas con el objetivo de impulsar acciones conjuntas que refuercen la seguridad tanto en los puntos de venta como en los centros logísticos y los vehículos de transporte.

-Económicamente, ¿cuál es el daño que pueden ocasionarle a Olímpica los robos que se cometan en los puntos de venta, los centros logísticos y los vehículos de transporte?

Al respecto, permítanme que me refiera al sector del retail y la logística en general. En 2017, según un estudio que la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) elaboró junto a Adesec y las cadenas que operan en el país, se registraron unas pérdidas estimadas de 516.000 millones de pesos colombianos fruto de las mermas internas y externas. En cuanto a las primeras, no han crecido en número de casos, pero sí suponen unas pérdidas económicas mayores.

-¿El robo y el fraude internos se han convertido en una de las principales amenazas para los departamentos de seguridad de las compañías de retail?

En algunas ocasiones, desgraciadamente, el ser humano tiende a comprometerse en su organización. Y nuestro sector no es una excepción. El año pasado registramos 116.000 casos delictivos externos y 19.000 internos, pero, en cuestión de pérdidas, estos últimos representaron una proporción mayor. El robo y el fraude internos obligan a realizar estudios de seguridad, visitas domiciliarias y un seguimiento puntual a través de unos equipos de investigación que llevan a cabo tareas de carácter preventivo y, cuando toca hacerlas, también operativo.

-De cara a proteger los activos de Olímpica, ¿cuál es su valoración sobre el sector de la vigilancia y seguridad privada colombiano?

Se trata de un sector grande, con un número significativo de empleados y muy profesional que podría prestar más servicios, ya que la seguridad pública no da abasto. Y compañías como Olímpica requieren su apoyo. El sector de la vigilancia y seguridad privada es un aliado estratégico para nosotros.

-Hay quienes consideran que el primigenio Estatuto de Vigilancia y Seguridad Privada de 1994 tendría que actualizarse y modernizarse. ¿Está de acuerdo?

Sí. El estatuto se aprobó hace casi 25 años y ha habido varios intentos para reemplazarlo por una norma nueva. Ciertamente, el sector de la vigilancia y seguridad privada está solicitando una apertura de miras para poder seguir generando valor agregado.

-¿Y qué puede decirnos de la seguridad electrónica? ¿Cómo contribuye a proteger los activos de Olímpica y qué criterios emplean en la empresa para seleccionar a sus partners?

Estamos en la era de la tecnología y la información y, en ese sentido, nuestro departamento no puede quedarse atrás. Actualmente, hay cámaras analíticas que nos permiten ir más allá de la seguridad y elaborar estudios de mercadeo. Y contamos con buenos sistemas de alarmas y de escaneo para controlar la mercancía desde que sale de la bodega hasta que llega al punto de venta para que sea adquirida por el cliente. Los partners tecnológicos son fundamentales, ya que sin ellos el volumen de pérdidas sería mayor.

Naturalmente, antes de elegirlos hacemos estudios comparativos para saber cuáles son las mejores herramientas disponibles en el mercado desde el punto de vista de la calidad y la eficiencia. Somos muy cuidadosos a la hora de seleccionar nuestros proveedores de seguridad electrónica.

-Olímpica facilita que los clientes agilicen sus compras a través de una app. ¿Qué importancia le conceden en la empresa a la ciberseguridad? ¿Cómo garantizan que las operaciones de los usuarios sean seguras a través de Internet?

Hoy por hoy, el ciberdelito es uno de los riesgos que más preocupa a las organizaciones, puesto que hay muchas personas preparadas para cometerlo y las pérdidas que ocasiona son más difíciles de detectar. Olímpica realiza estudios previos y chequeos adecuados gracias a un personal experto que nos ha permitido minimizar el fraude informático. Hay muchos clientes que utilizan nuestra app y que necesitan sentirse seguros a la hora de realizar sus transacciones. Pues bien: nos esforzamos en tener unos mecanismos de protección para que estas últimas sean seguras y, a su vez, para que la empresa no sea estafada.

-¿Su departamento también se ocupa de la prevención de riesgos laborales? Si es así, ¿qué políticas llevan a cabo en Olímpica para reforzar la salud laboral de sus empleados?

En esta materia hay un trabajo combinado con el área de Gestión Humana. A Olímpica le preocupa mucho la seguridad del personal. Y no solamente porque sea una obligación legal. Uno de los principios de la compañía es brindar garantías y tranquilidad a sus empleados frente a cualquier tipo de riesgo.

Y para lograr dicho objetivo existe un programa estratégico en el que todo el mundo se involucra, desde la alta dirección hasta el último trabajador, pasando, claro está, por el departamento de Gestión Humana, que desarrolla planes de prevención y capacita a la plantilla. Por nuestra parte hay un trabajo técnico con herramientas y dotaciones especializadas que permiten minimizar los riesgos en materia de seguridad industrial. Así pues, cumplimos la ley y tenemos personal experto en prevención de riesgos, atención de emergencias, extinción de incendios…

-Durante la presente entrevista ha hecho alusión a Adesec. ¿Cómo surgió la puesta en marcha de la asociación?

Adesec nació hace más de 25 años. Un grupo de amigos relacionados con la seguridad en el ámbito comercial se reunió para hablar de los temas que le preocupaban y hasta hoy… Y aquella filosofía no se ha perdido. Seguimos siendo compañeros, gerentes y directores de Seguridad que nos vemos cada mes, o cuando sea necesario, para tratar cuestiones relacionadas con nuestro día a día como la mutación de los delitos.

Mantenemos unas excelentes relaciones con las autoridades y las universidades al más alto nivel, promovemos estrategias, impartimos clases, generamos procesos, procedimientos y documentación para que las organizaciones puedan beneficiarse de nuestra experiencia…

-Considerando que los contenidos de Segurilatam llegan a lectores de toda América Latina, ¿qué mensaje le transmitiría a los profesionales de la seguridad que prestan su labor en una actividad como la del retail y los centros logísticos?

En primer lugar, me gustaría comentar que el fenómeno de la delincuencia muta permanentemente. Por lo tanto, nos lleva la delantera, así que no podemos bajar la guardia. Y en segundo lugar, destacaría que gracias a revistas tan importantes como Segurilatam podemos conocer qué sucede en otros países y sectores, enriquecer nuestros conocimientos, prepararnos frente a fenómenos nuevos, etc. Felicito a Segurilatam por el trabajo que está llevando a cabo en el mundo de la seguridad.

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter