Cabecera Home
Revista Segurilatam Edición impresa
Síguenos:
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ENTREVISTA

Manuel Cardona, Director de Relaciones con Gobierno de ANTAD

“Trabajamos permanentemente con las autoridades públicas para reforzar la seguridad en nuestro sector”

14/07/2018 - Por Victoria González y Bernardo Valadés.
Fundada hace 35 años, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) cuenta con 106 cadenas asociadas que generan miles de empleos directos e indirectos y cuya actividad representa el 3,7% del PIB mexicano.

Entre otros, la entidad posee un comité de seguridad que posibilita el intercambio de experiencias entre las empresas del ‘retail’ y una comunicación continua y fluida con las autoridades con el objetivo de proteger a clientes, empleados y proveedores, así como de minimizar las pérdidas causadas por los robos tanto en las tiendas como en el transporte.

-¿Cuándo se fundó la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) y cómo ha evolucionado desde entonces?

ANTAD comenzó su actividad en 1983 y, principalmente, su razón de ser inicial era representar los intereses de los asociados ante el Gobierno. Dicho objetivo continúa siendo muy importante pero, obviamente, el panorama ha cambiado 35 años después y hoy en día, además, nos ocupamos de la capacitación de los recursos humanos, la logística, la fiscalidad, la seguridad…

-Para aquellos que no estén familiarizados con la asociación ni el comercio detallista mexicano, ¿qué relevancia tiene el sector del retail para la economía del país?

Se trata de una industria muy relevante. ANTAD está conformada por 106 cadenas que cuentan con 55.000 puntos de venta y más de 860.000 trabajadores directos, una cifra que se multiplica exponencialmente si se tiene en cuenta que por cada uno de estos últimos se crean cinco empleos indirectos para labores de limpieza, seguridad, etc. Y hablamos de un sector que representa el 3,7% del PIB y que registra unas ventas anuales de más de 1.600 millones de pesos y unas visitas a sus tiendas de más de 22 millones de clientes al día.

-Si bien cada empresa asociada tiene sus singularidades, desde el punto de vista de la seguridad, ¿el denominado robo hormiga es el incidente más habitual?

La seguridad forma parte del sector del retail porque, desgraciadamente, las tiendas saben que están expuestas a los robos. Y uno de ellos, efectivamente, es el conocido como robo hormiga, que puede llegar a representar el 60% del volumen de incidentes que sucede dentro de un negocio y es perpetrado por una persona o un grupo de individuos que, sin necesidad de servirse de métodos violentos, guarda los artículos sustraídos en una bolsa y sale apresuradamente del comercio.

-Uno de los comités de trabajo de ANTAD es el de Seguridad. ¿Qué líneas de acción se han impulsado desde él, en materia de colaboración con la seguridad pública, para prevenir las pérdidas y las mermas en el sector?

Así es. Contamos con el Comité de Seguridad que, con anterioridad, se llamó de Pérdidas y Mermas. Pero como la situación ha cambiado, y además de robos se registran secuestros, derechos de piso –extorsiones de bandas criminales a comerciantes y transportistas–, clonadores de tarjetas, etc., decidimos cambiar el nombre a petición de nuestros asociados.

Desde el Comité de Seguridad de ANTAD hemos impulsado la creación de grupos locales o regionales que se reúnen mensualmente para analizar las problemáticas que se registran en las poblaciones de su área de influencia. Y todos esos colectivos tienen una relación continua con las autoridades tanto estatales como municipales y sus integrantes interactúan entre ellos a través de WhatsApp para comunicarse o reportar eventos. En este último caso, la seguridad pública les apoya enviando patrullas a las tiendas. Asimismo, las cámaras de videovigilancia conectadas a centros de atención de emergencias, protección ciudadana, desastres y seguridad, como el C5 y el C4 de la Ciudad de México, facilitan que las autoridades visualicen lo que sucede en el interior de los comercios.

En definitiva, al margen de las inversiones que realicen las propias cadenas, existe un trabajo conjunto y permanente entre la iniciativa privada y las autoridades para reforzar la seguridad en el sector del retail.

-Entre los eventos que organiza ANTAD se encuentra el Simposio de Seguridad. ¿Cuándo decidieron ponerlo en marcha y qué supone para las empresas asociadas?

Este foro se puso en marcha hace 28 años con el objetivo de capacitar y compartir las mejores prácticas con nuestros asociados y los actores relacionados con el retail. Con el transcurrir del tiempo, el evento ha ido creciendo, su duración es de tres días y los asistentes tienen la oportunidad, además, de conocer las últimas tecnologías en un área expositiva. La idea es que sea un punto de encuentro y de networking y que todos nos ayudemos en cuestiones relativas a la seguridad. La próxima edición del Simposio de Seguridad tendrá lugar del 9 al 11 de octubre en la Ciudad de México.

-En México, una de las preocupaciones del tejido empresarial lo constituye el robo al transporte de carga. ¿Cómo lo enfrentan desde ANTAD?

Interactuamos de forma permanente con la Policía Federal y hemos creado un grupo de WhatsApp para que los asociados puedan reportar en tiempo real si se ha registrado alguna incidencia, si un camión ha sido robado o no está circulando… Ante situaciones así, se pone en marcha un protocolo interno para intentar confirmar si el vehículo fue asaltado, si el transportista se encuentra bien o si la detención del camión se debió, por ejemplo, a una avería mecánica.

Pero si se confirma que fue un robo, los asociados nos lo comunican y nosotros, a su vez, facilitamos a la Policía Federal datos sobre las coordenadas del vehículo y la ruta que estaba realizando. Y, a partir de ahí, los mandos locales activan los apoyos necesarios para intentar ubicarlo. Afortunadamente, en la mayoría de las situaciones se recupera el transporte. Y en las que no tenemos tanto éxito realizamos un mapeo de las carreteras que compartimos semanalmente con la Policía Federal para que sepa dónde estamos sufriendo más eventos.

Además, nos reunimos con las autoridades públicas para atender problemáticas puntuales que nos preocupan y, actualmente, podemos decir que el resultado de dicha colaboración es favorable y que se han producido muchos avances en la lucha contra el robo al transporte. De hecho, los reportes de las cadenas ponen de manifiesto que, comparado con otras industrias, el número de eventos es muy bajo.

-¿Qué papel juega el sector de la seguridad privada para hacer frente a los riesgos y desafíos que acechan a las empresas del retail?

La seguridad privada es fundamental y muy necesaria, ya que las policías federales, estatales y municipales no dan abasto y no pueden preocuparse única y exclusivamente de la protección de las tiendas. Además, han de proteger a la población, cuidar de las carreteras, prestar servicio de seguridad a otras industrias… Por lo tanto, la seguridad privada es muy importante para nosotros, un elemento adicional que ponemos a disposición de nuestros clientes en los comercios para que se sientan seguros y que también nos ayuda a proteger a los empleados y nuestro patrimonio.

-Al hilo de la pregunta anterior, ¿cuál es su valoración sobre el sector de la seguridad privada mexicano? ¿Cree que debería elaborarse una nueva ley que permitiese regularlo más eficazmente?

Como en otras actividades, en el sector de la seguridad privada hay empresas muy profesionales y otras que no lo son tanto. En México se da una particularidad, y es que las empresas de seguridad privada, para poder operar y prestar servicios, han de contar con un permiso federal, que es el que otorga la Secretaría de Gobernación, y otro estatal. Y nos encontramos con que muchas sólo tienen el primero y carecen del segundo, una situación que no ayuda a la realización de controles por parte de las autoridades y que se compruebe si las empresas cumplen con los requisitos exigidos.

Ante este escenario, y respondiendo a su segunda pregunta, definitivamente sí: tendría que elaborarse una nueva ley para que las empresas de seguridad privada puedan ofrecer un mejor servicio, puesto que son ellas las que mejor conocen las necesidades que existen en los diferentes rubros donde trabajan. El propio sector es el más indicado y autorizado para promover una ley que le permita hacer su trabajo con más profesionalidad.

-ANTAD también cuenta con los comités de trabajo de Comercio Electrónico y Sistemas. Al respecto, ¿qué importancia le concede la asociación a la ciberseguridad?

Nos preocupa mucho, lógicamente. La ciberseguridad es un tema de la mayor relevancia para todo el mundo y es sabido que hay sectores que detectan cientos de miles de intentos de ciberataque al día. Una actividad como la del retail no puede ser ajena a estas amenazas, puesto que trabaja cada vez más en un entorno virtual de e-commerce y de métodos de pago electrónicos, volviéndose así vulnerable ante los ciberdelincuentes.

En la actualidad, la seguridad hay que abordarla desde una perspectiva integral y darle la misma importancia a la tradicional seguridad física y a la lógica. Quizás, incluso, debería prestársele más atención a esta última, ya que en el ciberespacio el factor de riesgo para el delincuente es menor y el volumen de robo que este puede generar es mayor que el de una tienda física.

-Para finalizar, uno de los objetivos de ANTAD es fomentar el intercambio de información y experiencias para mejorar la operación comercial. En este sentido, ¿qué relación tiene la asociación con otras organizaciones para compartir experiencias y casos de éxito que contribuyan a reforzar la seguridad de sus empresas asociadas?

Como bien apuntan, la experiencia nos alimenta y la información que intercambiamos con los propios asociados nos enriquece. ANTAD se relaciona con distintas entidades expertas en seguridad con la intención de compartir buenas prácticas. Pero si tuviese que destacar una por su relevancia, señalaría al grupo de trabajo de Seguridad del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), del que nuestra asociación forma parte. Prácticamente, ahí están representados los sectores de mayor relevancia económica del país y facilita que haya un intercambio de experiencias con las entidades bancarias, las compañías aseguradoras, las patronales… En suma, es un foro en el que todos los presentes nos enriquecemos con las experiencias que aporta cada uno.

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter