Cabecera Home
Revista Segurilatam Edición impresa
Síguenos:
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ENTREVISTA

Contralmirante Héctor Rafael Solís Hernández, Director general adjunto de Protección y Certificación Marítima

“Verificamos el cumplimiento de los convenios internacionales en materia de protección y seguridad marítima”

10/10/2019 - Por Javier Borredá y Bernardo Valadés.
El contralmirante Héctor Rafael Solís Hernández está al frente de la DIGAPROCER de México, cuyo objetivo es administrar las actividades relacionadas con la protección marítima y portuaria y con la inspección y certificación marítima en cumplimiento a los ordenamientos nacionales e internacionales.

-¿Cuáles son los principales cometidos de la Dirección General Adjunta de Protección y Certificación Marítima (DIGAPROCER)?

Verificar, supervisar e inspeccionar que los buques, embarcaciones y artefactos navales cumplan con la legislación nacional y los convenios y códigos internacionales de los que el estado mexicano es firmante, en materia de seguridad y protección marítima, a través de los inspectores navales asignados a las diferentes Capitanías de Puertos en coordinación con las Unidades Navales de Protección Portuaria (UNAPROP), que realizan funciones de guardia costera.

-¿Qué papel juega la DIGAPROCER en la protección de las áreas e instalaciones estratégicas?

Como tal, no se ocupa de la seguridad física de las instalaciones estratégicas. Sin embargo, verifica el cumplimiento de los convenios internacionales de los que el estado mexicano es parte en materia de protección y seguridad marítima, como el Código Internacional de Protección de los Buques y de las Instalaciones Portuarias (PBIP).

Por lo anterior, la Secretaría de Marina (SEMAR) tiene asignadas 55 instalaciones estratégicas a las que proporciona seguridad y protección física a través del Estado Mayor General de la Armada, derivado de la firma de convenios de colaboración con Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la central nuclear de Laguna Verde y un contrato con la Compañía de Nitrógeno de Cantarell para realizar vigilancia y patrullaje tanto fluvial como terrestre.

-¿Qué importancia le conceden a la capacitación para proteger las áreas e infraestructuras estratégicas?

La capacitación del personal naval dedicado a la protección y seguridad de instalaciones estratégicas se realiza en base a los siguientes escenarios: amenaza de bomba, bloqueo y toma de instalaciones. En materia de protección marítima y portuaria se llevan a cabo periódicamente prácticas de nivel 3 de protección del puerto, en cumplimiento al Código PBIP, en los diferentes puertos del país a través de las UNAPROP.

Cabe mencionar que la capacitación y el adiestramiento del personal naval son para reaccionar ante un incidente que afecte a la seguridad de las instalaciones y/o del puerto debido a que cada empresa, ya sea del Estado o particular (para el caso de puertos), tiene la obligación de contratar seguridad física para realizar acciones preventivas.

-¿Qué labores de inspección y certificación realizan en las áreas e infraestructuras estratégicas?

Se realizan inspecciones de seguridad y protección marítima a las plataformas petroleras fijas y móviles, tanto de la empresa productiva estatal Pemex como de las particulares que se encuentran emplazadas en el Golfo de México, corroborando con estas inspecciones que se cumplan con las medidas establecidas en la legislación nacional y los convenios internacionales de los que el estado mexicano es firmante, prevaleciendo en todo momento la salvaguarda de la vida humana en la mar, la seguridad y la protección marítima, así como la prevención de la contaminación en el medio marino.

En las inspecciones se constata la capacitación del personal ante una emergencia a bordo mediante ejercicios y prácticas sobre diferentes escenarios. De la misma manera, se verifica y se certifican los equipos de salvataje de los diferentes botes y balsas salvavidas (avituallamiento y funcionamiento), los sistemas y equipos de contraincendios, las alarmas visuales y audibles existentes, las grúas de carga, el helipuerto y las canastillas de embarque, así como la aprobación, por parte de la autoridad marítima, de los documentos técnicos establecidos en la legislación nacional.

Y también se verifica que todas aquellas embarcaciones que tienen actividades de interfaz buque-puerto con cualquiera de las instalaciones reguladas antes mencionadas cumplan con la legislación nacional e internacional.

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter