Cabecera Home
Revista Segurilatam Edición impresa
Síguenos:
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Víctor H. Paredes Guerrero, Consultor e investigador de seguridad

Herramientas de seguridad en entidades financieras

Asaltar un banco es, ha sido y seguramente lo seguirá siendo, un gran reto apetecido por aquellas organizaciones que se lucran con grandes cantidades de dinero tras un certero golpe. Este comentario sirve de aperitivo para el presente artículo, en el que abordaré cuestiones relacionadas con la seguridad electrónica en entidades bancarias y los aspectos que hay que tener en cuenta cuando se planean soluciones para organizaciones de este tipo.

Valga decir que, en ocasiones, la ficción del séptimo arte se confunde con la realidad de nuestros países. Fe de ello fue el robo que en octubre de 1994 perpetró en Valledupar, capital del departamento del Cesar, en el norte de Colombia, un grupo de hombres que ingresó a través de un túnel a la bóveda del Banco de la República, el banco central colombiano. Los amigos de lo ajeno se apoderaron de más de 24.000 millones de pesos tras vulnerar todos los sistemas de seguridad de la entidad.

Y durante 2017 se registraron algunos asaltos bancarios y varios sucesos violentos contra vehículos de valores en Colombia. Este panorama pone de manifiesto la importancia de la seguridad en el ámbito bancario, no sólo en cuanto a la posibilidad de evitar los asaltos, sino también en lo relativo al proceso de identificación y judicialización de los asaltantes.

Algo sobre seguridad

Un banco es el lugar adecuado para poner en buena custodia los caudales materiales y, además, ofrece la posibilidad de que el dinero tenga una rentabilidad. La premisa es que guardar los bienes económicos en una entidad financiera es más seguro que tenerlos en casa o debajo del colchón, como hacían nuestros antepasados.

La protección de las entidades financieras está sustentada tanto en tecnologías de seguridad –software y hardware– como en políticas y procedimientos internos. Pero dichas medidas deben estar sujetas a criterios como los riesgos a los que está expuesta la entidad bancaria, el volumen de los fondos y valores que se custodian en la sucursal, la ubicación geográfica y comercial de la misma, la siniestralidad de la región donde está situada la oficina… En el caso colombiano, los criterios de evaluación de la seguridad bancaria para una entidad no serán los mismos en Medellín, Bogotá o Cali, tres de las ciudades más importantes del país.

Para la elaboración de este artículo, algunos expertos en la materia me brindaron su conocimiento. Y con ellos analicé los aspectos más importantes a la hora de instalar un sistema de seguridad en una entidad bancaria. Al respecto, se deben tener en cuenta una serie de factores de análisis desde la óptica de diseño del mapa de riesgo, sobre el cual se determinan las situaciones a las que puede verse expuesta la entidad bancaria: amenaza y vulnerabilidad.

La primera se establece considerando las posibilidades de que ocurra un atraco, un robo, un ataque terrorista, una asonada, un incendio, etc. Por lo que respecta a la vulnerabilidad, determina los puntos críticos del inmueble como su ubicación dentro de una periferia, el tipo de edificaciones aledañas, la antigüedad, las condiciones de construcción y arquitectura, el tipo y la calidad de los vecinos, las vías de acceso, etc. Y se debe analizar también la arquitectura propia del inmueble para determinar si cumple o no unas condiciones básicas de diseño que permitan minimizar los riesgos.

Por otra parte, los aspectos que se han de tener en cuenta en la instalación de un sistema de seguridad dependen del tipo de sistema que se esté instalando, sus capacidades y el precio. Y otro factor importante al margen del precio es quién lleva a cabo la instalación.

¿Qué necesitamos?

Las soluciones de seguridad bancaria se diseñan buscando la minimización del riesgo utilizando sistemas electrónicos de última tecnología que abarcan los anillos básicos de seguridad: anillo perimetral, anillo interior y anillo para proteger las áreas de manejo de efectivo como bodegas, cajas fuertes y cajeros automáticos.

Después de diseñar el mapa de riesgos, que parte básicamente del modelo arquitectónico y sus cualidades y deficiencias, se ajusta y determina el estándar de seguridad a instalar. En ese sentido, se dice que, desde el punto de vista de la seguridad, el análisis ha de estar basado en el tipo de negocio del cliente y en los riesgos y vulnerabilidades que enfrenta. La implementación de la solución debe tomar en consideración las necesidades del presente y las necesidades del futuro.

En muchas ocasiones, las edificaciones son construidas sin considerarse las necesidades de seguridad que el tipo de negocio demanda. Es por ello que las condiciones físicas influyen, positiva o negativamente, a la hora de instalar los sistemas de seguridad. “El proceso de instalación depende del diseño, pues a veces se debe sacrificar la estética del local por la seguridad requerida para no alterar las condiciones arquitectónicas del inmueble”, comenta un profesional.

En definitiva, las soluciones que han de implementarse dentro de una entidad bancaria se escogen en base al criterio de las instalaciones y los procedimientos de seguridad aplicados a cada organización, ajustándose y diseñándose de acuerdo a cada una y basándose en el mapa de riesgos.

¿Qué sistema escoger?

Sobre la integración de sistemas analógicos con tecnologías recientes, es más beneficioso para el cliente cambiar totalmente el sistema analógico. “La tecnología analógica ya no es tan útil y funcional como en el pasado. Hoy en día, los sistemas digitales brindan múltiples y mayores beneficios cuantificados en tiempo, productividad, resultados de seguridad, capacidad de análisis de información y calidad de esta última, eficiencia en la administración de la seguridad y costes asociados a las pérdidas por ilícitos”, observa un experto. Siempre existe la excepción, pero, por lo general, tratar de integrar sistemas analógicos con sistemas digitales acaba ocasionando múltiples problemas.

No obstante, el tratar de integrar sistemas analógicos y digitales es tan sólo uno de los problemas que se encuentran las personas y empresas encargadas de instalar un sistema de seguridad. El principal problema son las propias edificaciones donde se instalan los dispositivos, ya que el diseño de las estructuras no se ajusta a las necesidades del sistema de seguridad. Por ello, los especialistas recomiendan que ambos diseños –arquitectónico y de seguridad– se hagan simultáneamente. De no ser así, las modificaciones que se deban realizar para instalar cables, cámaras y otros equipos supondrán gastos adicionales.

Ya que me refiero al presupuesto, si el mismo es reducido supondrá un gran inconveniente, puesto que “no permitirá acceder al sistema de seguridad ideal y requerido para brindar la protección necesaria”, apunta una fuente consultada.

Tendencias actuales

Sobre los equipos que ofrece el mercado para la seguridad bancaria, los que más se están implementando, y mayores beneficios aportan, son los que permiten la integración de alarmas, CCTV digital, controles de accesos y sistemas de esclusas. Y los sistemas más utilizados actualmente son los de grabación digital, con capacidad para grabar digitalmente las transacciones, y los inalámbricos de alarmas.

Pero, ¿qué consigue una entidad bancaria implementando adecuados sistemas de seguridad? Lógicamente, incrementar la protección de los bienes que en ella se encuentren y las personas que trabajen en las instalaciones o las visiten para realizar operaciones. Y no menos importante: reforzar la imagen y credibilidad de la organización, así como un mayor respaldo de los clientes.

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter