Cabecera Home
Revista Segurilatam Edición impresa
Síguenos:
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Diego Carranza Lazcano, Director comercial de FF Videosistemas

Seguridad en instituciones bancarias

Como representantes de un fabricante alemán de sistemas de CCTV, nos damos a la tarea de escuchar las necesidades básicas de nuestros clientes. Y, afortunadamente, en México hemos tenido una muy buena aceptación en la banca gracias a las bondades de nuestro sistema de CCTV, capaz de adaptarse a los requerimientos más estrictos del sector. Además, nuestra filosofía es no dejar solos a los integradores ni al usuario final.

Las principales complicaciones que existen en un banco son los anchos de banda castigados que, en muchos casos, dificultan la transmisión de eventos y alarmas hacia las centrales receptoras. Por ello, es de vital importancia que el sistema de vídeo sea capaz de autoadaptarse a esos anchos de banda reducidos con el fin de poder enviar una alarma de valor para la institución bancaria. Ello quiere decir que los sistemas de seguridad deben tener una capacidad de adaptación para cumplir con lo esencial: reportar de manera inmediata y oportuna el evento de acuerdo a las normativas y lineamientos establecidos en cada región.

Plataforma G-SIM

En el sector bancario, las áreas de seguridad deben estar en constante actualización tecnológica para saber qué tecnologías son las apropiadas para fortalecer la seguridad de toda la infraestructura bancaria, desarrollando la inteligencia necesaria para poder captar las evidencias y la detección oportuna de los ataques. Suele pensarse que, principalmente, la seguridad ha de aplicarse en las sucursales, pero también hay otras instalaciones vulnerables como, por ejemplo, los cajeros automáticos que se encuentran en sitios remotos. Para garantizar su seguridad, los tiempos de reacción son cruciales. Y, para ello, es preciso contar con las herramientas adecuadas para monitorizar las alarmas y visualizar las diferentes configuraciones de las instalaciones.

La plataforma G-SIM de Geutebrück posibilita centralizar todas las instalaciones en una sola interfaz de vídeo y controlar, monitorear y supervisar las imágenes en tiempo real, así como las grabaciones, para tener en cuenta qué plan de acción aplicar. Se tiene el registro de todas las actividades realizadas en la plataforma de vídeo con el fin de auditar las actividades que realizan los operadores y todo el personal que tenga acceso a la interfaz, verificar los tiempos de atención ante un evento o una alarma, supervisar el mantenimiento de las sucursales, los edificios y sitios remotos, etc. Al tratarse de un sistema de seguridad, ha de estar pensado y diseñado para asegurar la información y la operación, convirtiéndose así en un valor agregado para poder adaptar la herramienta a las necesidades puntuales de cada región.

La plataforma de vídeo debe ser una herramienta confiable y ágil que permita que el sistema de CCTV pase de ser una plataforma pasiva a una proactiva para mejorar los tiempos de respuesta. También es muy importante que tenga una arquitectura abierta capaz de integrarse con plataformas de terceros para que, en caso de tener que buscar la evidencia de vídeo ante cualquier evento a posteriori, se pueda hacer un filtro por fecha y hora, nombre del evento en cuestión, etc. Y ello usando los metadatos integrados para no poner en riesgo ningún proceso de las transacciones bancarias, recibiendo sólo la información que la propia institución decida enviarnos –por ejemplo, el número de transacción o de cuenta consultada– para ser más rápidos y efectivos en el área de investigaciones y fraudes, teniendo toda la trazabilidad y reduciendo los tiempos de búsqueda del vídeo donde se encuentre la evidencia solicitada.

La calidad y resolución de las imágenes juegan un papel muy importante en el momento de sacar la evidencia. Actualmente, es posible adquirir, a precios muy competitivos, cámaras de resolución megapíxel y migrar la tecnología analógica en los sitios más sensibles donde se tiene la necesidad de contar con mejores imágenes para poder captar el detalle, reconocer y hasta poder determinar quiénes son los responsables, disponiendo así de una evidencia contundente y de valor para la institución bancaria.

Pero no sólo las imágenes son importantes en un sistema de seguridad. También lo son los protocolos de encriptación para la transmisión del vídeo a las centrales receptoras, garantizando que la información no sea desviada, alterada o descifrada por alguien no deseado que pueda hacer un uso indebido de nuestra información o sea exhibida antes de llegar a la dirección de seguridad.

Integradores

Al ser una instalación con altos estándares de seguridad, no podemos dejar de lado el papel fundamental que tienen los integradores. Desafortunadamente, son pocas las empresas de integración que realmente prestan el interés necesario para que las instalaciones que realizan tengan altos estándares de calidad. Hablamos de empresas con una rotación excesiva de su personal o con subcontratas de última hora que no están cualificadas y son utilizadas para terminar un proyecto que representará un sobrecoste debido a los trabajos extras ocasionados por la falta de capacitación en la instalación del cableado estructurado y en la configuración final de los sistemas antiintrusión y de alarmas. En resumen, unos trabajos innecesarios que influyen en el envío efectivo del evento.

Para tener un funcionamiento óptimo de todos los dispositivos de seguridad, aumentando la efectividad deseada y no saturar las centrales de alarmas con falsos positivos que generan retrasos en la operatividad y la atención de los eventos reales, es necesario que los integradores certifiquen a las subcontratas, que difícilmente están bajo el control de las instituciones financieras. De esta forma, podrán ofrecer instalaciones de calidad en las que los falsos positivos sean mínimos y se tenga una operación fluida en las centrales receptoras y dedicadas a atender la diversidad de eventos que se generan día a día.

Contar con una interfaz de vídeo robusta con capacidades de gestión, auditar la operación de nuestro personal de monitoreo interno y externo, garantizar que la información del vídeo que contiene un metadato sea confiable e inalterable y disponer de dispositivos antiintrusión que funcionen con el sistema de videovigilancia son factores esenciales para entregar una instalación profesional y con calidad. En definitiva, un conjunto de gran valor para el usuario final de los sistemas de seguridad no sólo bancario, sino de cualquier entorno crítico al brindar eficacia y confiabilidad para detectar las amenazas exteriores.

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter