Cabecera Home
Revista Segurilatam Edición impresa
Síguenos:
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

José Vélez Hernández, Ingeniero de Solución en Esri Colombia

La información geoespacial como apoyo transversal a la seguridad

Fenómenos naturales, cambio climático, conflictos regionales y globales, epidemias y pandemias, terrorismo, escasez de agua potable y alimentos, delincuencia, delitos informáticos, etc., son algunas de las amenazas que enfrenta nuestro mundo en la actualidad.

En ese contexto, se hace necesario el fortalecimiento de los sistemas de protección de la infraestructura crítica, entendida como el conjunto de sistemas que proveen los servicios esenciales para el desarrollo de una nación y sus habitantes. Servicios que, al ser interrumpidos, pueden afectar de manera importante a la economía, la seguridad o la salud. En definitiva, al desarrollo e integridad de una nación.

Según el Open Geospatial Consortium (OGC), dentro del ciclo de la protección de la infraestructura crítica existen cinco funciones principales: detección, prevención, planeación, respuesta y recuperación. En medio de las variables que pueden existir en términos de la información que es relevante para el desarrollo de estas funciones, hay una que es transversal a cualquier tipo de aplicación específica y que, a su vez, puede estar compuesta por varias dimensiones: la información geográfica.

Cualquier infraestructura que requiere protección tiene asociada una ubicación geográfica y, por ende, ocupa un lugar en el espacio. Al igual que con cualquier amenaza, es posible asociar una ubicación física y características alfanuméricas que permiten analizar cada situación en contexto, facilitando la toma de decisiones ante la ocurrencia de cualquier evento que ponga en riesgo la integridad de los sistemas esenciales.

El desarrollo tecnológico que hemos alcanzado en las últimas décadas trae asociados muchos beneficios para la humanidad, aunque también conlleva nuevas amenazas, riesgos y retos que han complejizado las funciones de análisis e integración de los mecanismos que hacen posible el control y monitoreo. No es una opción para la seguridad. Es una necesidad recolectar información en tres dimensiones, tener retroalimentación en tiempo real de sensores o personal en campo, medir variables importantes y analizarlas, conocer dónde están ubicadas las unidades de respuesta, los servicios de emergencia, la maquinaria, el personal y los equipos, simular la reacción ante la ocurrencia de un evento, determinar rutas óptimas, recibir reacciones e interactuar con la comunidad, establecer centros de comando y control donde se reciba la información y se genere el reporte situacional para los tomadores de decisiones, comparar información de diferentes épocas incorporando una cuarta dimensión susceptible de analizar: el tiempo.

Soluciones ‘ad hoc’

La respuesta a esta necesidad son los Sistemas de Información Geográfica (SIG), herramienta que permite unir, analizar espacialmente y poner en contexto los datos que de forma aislada no dan cuenta de la magnitud real de una amenaza o un evento. La tecnología para dar soporte a la misionalidad de las entidades encargadas de la protección a la infraestructura debe permitir crecer e integrar información de numerosas fuentes a múltiples niveles, posibilitando mostrar resultados de forma fácil, ágil y comprensible para cualquier persona a través de herramientas gráficas adecuadas.

Dentro de las empresas que desarrollan herramientas SIG, el referente con mayor posicionamiento en el mercado global es Esri, multinacional de origen norteamericano y con presencia en Colombia y otros países de la región. Esri da respuesta a las necesidades cada vez más críticas de integración y gestión de los datos, facilitando la visualización en un contexto cartográfico que permite un mejor análisis y modelado de la realidad, dando soporte a las funciones encaminadas a la protección de la infraestructura crítica de una nación con aplicaciones y modelos de datos especialmente adaptados a los sectores de servicios esenciales y críticos.

En Colombia y en el mundo existen múltiples casos de éxito de la implementación de los SIG en entidades responsables de velar por la seguridad e integridad de la infraestructura y los servicios críticos. Como ejemplos, podemos mencionar entidades de los sectores de seguridad y defensa, seguridad privada, hidrocarburos, control de costas, investigación judicial y lucha contra el crimen, servicios públicos de acueducto y alcantarillado, energía y gas, telecomunicaciones, transporte en todas sus modalidades, administración de recursos naturales, etc.

Para estas entidades, la información geográfica y la espacialización de la información vital de su industria son factores clave para la toma eficiente y documentada de decisiones. Facilitan la detección de amenazas, la prevención de cualquier afectación ante un riesgo potencial, la planeación de acciones, la implementación de soluciones y la respuesta y recuperación ante la ocurrencia de cualquier evento.

En estas entidades ha sido posible, desde el entendimiento general de la misionalidad de cada sector, integrar la captura de datos con aplicaciones en campo mediante el diseño y uso de formularios sencillos en dispositivos móviles y en tiempo real. De esta forma, se permite reportar el estado actual en un punto de la infraestructura, sumar información proveniente de diferentes tipos de sensores, fijos o móviles, en tierra o desde el aire.

Es posible procesar los datos recibidos y hacer análisis geoespacial y analítica, encontrando anomalías, fenómenos y comportamientos que no sería fácil de evidenciar a través de bases de datos exclusivamente alfanuméricas sin un contexto espacial. También desplegar y disponer de la información para que sea fácil de comprender por cualquier persona e incorporar herramientas como story maps o tableros de control interactivos que brindan un panorama situacional gráfico mediante el uso de mapas, gráficos estadísticos de fácil configuración y material audiovisual asociado a las ubicaciones geográficas. Y una vez generados los productos de información, pueden servirse o desplegarse en portales geográficos en la web, con control de acceso, que faciliten la visión colaborativa desde cualquier ubicación geográfica.

A modo de conclusión, aunque el presente artículo apenas alcanza a ser introductorio al tema que nos ocupa, la incorporación de información geográfica es vital en el cumplimiento eficiente de la misión de protección y en el fortalecimiento de los mecanismos ágiles para los reportes y la retroalimentación o los análisis que pueden llegar a prever un evento que afecte a la seguridad de la infraestructura crítica de un país, con todas las consecuencias que se pueden derivar.

Teniendo en cuenta todas las variantes a las amenazas tradicionales que surgen de la era digital y un mundo interconectado, las soluciones geográficas de vanguardia son esenciales para un mundo cada vez más complejo.

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter