Cabecera Home
Revista Segurilatam Edición impresa
Síguenos:
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Coronel Erich Siegert Cerezo, Asesor del Comando Conjunto Cibernético

La ciberseguridad y la ciberdefensa, una nueva cultura de actualidad

El desarrollo de la ciberdefensa y la ciberseguridad coincide con la llegada de la sociedad de la información, las redes entre computadoras e Internet, cuya expansión ha configurado la quinta dimensión de la guerra moderna y ha afectado sensiblemente la vida cotidiana de los diversos actores en el mundo global.

De hecho, su estudio se convierte en una tarea obligada para la conducción político-estratégica de la defensa de las naciones. En Colombia, dichas temáticas (ampliamente discutidas) se han focalizado en una dimensión pragmática.

Ciberseguridad

Por ciberseguridad entendemos el conjunto de respuestas que un estado y/o entidad estima necesario adoptar para hacerle frente a conductas consideradas reprochables, o causantes de perjuicio social, con el fin de garantizar la protección de los intereses esenciales de los mismos y de los derechos de los residentes en el territorio bajo su jurisdicción. En otras palabras, su objetivo es gestionar los riesgos que vienen del ciberespacio, relacionados con la información digital y sus sistemas interconectados, donde el ciberespacio se relaciona con Internet.

En la actualidad, la ciberseguridad es un tema de gran importancia, ya que en la medida en que se desarrolla la tecnología, la información se difunde con mayor facilidad por medio de la Red, y esta misma se maneja de forma casi uniforme por todo el globo. Esa situación no sólo facilita la comunicación derrumbando fronteras, sino que el flujo de información permite a los delincuentes el acceso a la misma y facilita sus actividades ilícitas. Por tal razón es necesario implementar medidas de protección para toda la población que tiene acceso a Internet.

El ser humano siempre ha buscado la manera de proteger lo que posee con el fin de que otras personas no le arrebaten lo que le pertenece. Así es como nace el concepto de ciberseguridad debido a esa necesidad de proteger la información como bien intangible. El auge de la tecnología ha traído consigo cambios hasta en las labores más simples que anteriormente se realizaban de forma presencial y que ahora pueden hacerse a través de un ordenador o dispositivo electrónico de manera sistemática. Por ejemplo, ya no es necesario trasladarse hasta el lugar donde se vende un producto. Mediante una llamada, un SMS o un mensaje de WhatsApp podemos solicitarlo y tenerlo en la puerta de la casa en cuestión de minutos.

Todos los días somos testigos de cómo la tecnología tiene gran influencia en nuestras vidas. Hoy en día es más importante salir a la calle con un celular que con un paraguas. Por seguridad, las personas ya no llevan sus documentos importantes consigo, sino en un pequeño dispositivo electrónico. En los establecimientos públicos se registran más pagos por datafono que en efectivo. Las transferencias de pago se realizan por medio electrónico. Actualmente, tener una tarjeta de crédito es muy sencillo. Por estas y muchas más razones, los delincuentes, tal y como los hemos conocido siempre, irán desapareciendo con el tiempo, ya que en el futuro todo será controlado por medio de máquinas, aunque el crimen seguirá siendo uno de los negocios más rentables. Por ello, los países deben evolucionar con la tecnología para proteger al ciudadano.

Las máquinas han remplazado el trabajo del hombre y el desempleo ha aumentado de manera progresiva. Pero no todo es negativo. Existen también beneficios tecnológicos que han contribuido a la agilización de los tiempos y la disminución de los costos de los procesos cotidianos. Esta gran expansión de la tecnología ha desencadenado una dependencia hacia ella del ser humano cada vez más restringida. Por dicho motivo, y de manera urgente, los gobiernos deben tomar medidas de control que protejan al ciudadano no sólo de una agresión física, sino también del ciberespacio. Esta problemática se ha convertido en una preocupación principal, ya que cuanto más digitalizado sea un estado, más vulnerable será ante los ciberataques.

Debemos tener claro que la administración de la información económica y social en Colombia, y el uso de tecnologías, va en aumento y es más compleja cada día. Por ello es preciso adquirir prácticas que mejoren y brinden soporte a los procesos de las entidades, teniendo en cuenta los riesgos inherentes de seguridad. Lograr mantener la integridad, la confidencialidad y la disponibilidad en la información es básico si se pretenden lograr los objetivos corporativos.

Ciberdefensa

Por otro lado, la ciberdefensa ha adquirido gran relevancia mundial en las últimas décadas. Los ataques cibernéticos anónimos se han convertido en una fuente constante de amenazas, pues, además de atacar las infraestructuras críticas de los países, afectan de forma directa y simultánea a millones de personas. La importancia de los ataques, las consecuencias imprevisibles que pueden generar, la dificultad de identificar a los autores y la carencia de definiciones legales precisas han puesto a los diferentes gobiernos y a la comunidad internacional a trabajar tanto en sus jurisdicciones como en el ámbito regional y global.

Los estados, las organizaciones regionales y los órganos de seguridad y defensa han empezado a cambiar su estrategia con el fin de enfrentar las amenazas del ciberespacio o, al menos, disminuir su impacto. Algunos países de Latinoamérica no han sido la excepción, pues han realizado esfuerzos para reforzar sus estrategias de ciberdefensa y ciberseguridad.

Uno de ellos es Colombia, que creó su modelo de organización para el análisis del ciberespacio en 2005, el colCERT en 2009, el CONPES 3701 (Lineamientos de política para la Ciberseguridad y Ciberdefensa) en 2011 y el CONPES 3854 (Política Nacional de Seguridad Digital) en 2016.

Las vulnerabilidades a los ciberataques se continúan ampliando. Y no sólo porque Internet se expande rápidamente con más servicios y usuarios, sino también porque el número y la sofisticación de los ciberataques aumenta en una proporción mayor. Si bien el modelo propuesto podría requerir pruebas para evaluar su efectividad, no es menos cierto que en este momento Colombia requiere un modelo de gobernanza que integre y materialice de manera efectiva los esfuerzos aislados que a lo largo del tiempo no han supuesto una solución global al objetivo de la ciberdefensa y la ciberseguridad. Recordemos que, si bien la seguridad por teoría es tratada individualmente, no es eficiente si no se logra con la participación de todos.

Soporte internacional

Las nuevas generaciones deben tener claro que las acciones del mundo virtual tienen sus consecuencias en el real. Un claro ejemplo son los problemas causados por los ciberataques, así como las ideas que fluyen en Internet promoviendo percepciones que pueden alterar la paz colectiva y amenazar las soberanías y las estructuras organizacionales. Las redes sociales han demostrado ser tecnologías emergentes que pueden organizar civiles alrededor de una misma meta, llegando incluso a construir o desorganizar estructuras sociales y políticas de forma impredecible, incontrolable y sin capacidad de anticipación.

Por ello, la problemática de seguridad, como consecuencia del uso del ciberespacio, no sólo se concentra en temas técnicos, sino que implica consecuencias en el mundo real y la sociedad actual que socaban su continuidad. En suma, es inevitable buscar un soporte internacional para que esta nueva ola tecnológica no afecte a objetivos nacionales, desuna pueblos o atente contra personas que buscan el mismo fin o a quienes cambian su sentido de pertenencia y lealtad.

A las personas se les debe crear una cultura para que sean conscientes de los grandes cambios que están por llegar en la nueva era. No sólo el Gobierno debe ser responsable de invertir la protección de la información. Cada uno debe buscar las estrategias de ayudar a este propósito, pues la economía del país se mueve en base a las grandes y pequeñas empresas, las cuales todos los días están expuestas a los cibercriminales. Como ciudadanos debemos tener siempre muy presente que la seguridad de nuestra información es lo más importante.

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter