Antonio Gaona Rosete Banorte
*Antonio Gaona Rosete Director de Protección, Seguridad e Inteligencia Grupo Financiero Banorte

Inteligencia de seguridad corporativa en el sector bancario

Mediante la inteligencia, los departamentos de Seguridad Corporativa aportan valor añadido a sus organizaciones. A través del presente artículo, el autor desarrolla su argumento en el ámbito financiero. Y concluye que la inteligencia contribuye a posicionar la seguridad en las funciones críticas que sostienen a una entidad.

inteligencia de seguridad corporativa en entidades financieras

Cuando se habla de inteligencia de seguridad corporativa estamos considerando la plataforma sobre la cual esta área de servicio y soporte desarrolla su propuesta de valor para la corporación. Y cuando desarrollamos y vivimos el proceso de inteligencia como Seguridad Corporativa, la propuesta de valor debe considerar que la capacidad del área se integre en la organización con una visión de empresa segura.

Esto implica alejarse del modelo tradicional de seguridad y moverse hacia un proceso maduro que sustente una estrategia y operaciones seguras, lo que implica una cultura de empresa que conlleva una solidez de la organización, donde se va más allá del manejo de crisis y la continuidad de negocio para alcanzar el objetivo de sustentar la resiliencia.

Inteligencia de seguridad

El objetivo ha sido enfocar el proceso de inteligencia en identificar los puntos críticos donde nuestras capacidades de planeación y operación generen una aportación de negocio, donde el valor de las propuestas radique en el impacto en la toma de decisiones. Esto es, que para la decisión del negocio el impacto sea medido por el cliente interno y nuestra aportación se integre en sus procesos críticos. Esta es una medición más agresiva, ya que es el cliente quien posiciona el área de Seguridad como su servicio y soporte crítico. Esta es la base de la confianza y credibilidad de una seguridad corporativa.

Esto obliga a cambiar el enfoque tradicional de concentrarse en la operación directa, donde el cliente es el área Comercial o el área de Operaciones y sus áreas de soporte, para irse integrando con otras funciones internas como Recursos Humanos y Contraloría para crear otros esquemas de valor.

El proceso de inteligencia requiere criterios dinámicos que permitan atender los diferentes grupos generacionales que componen las organizaciones, donde los conceptos de valor, los modismos y criterios, las aspiraciones y lealtades de cada grupo generacional permean la organización modificando la cultura original de la empresa. La inteligencia de seguridad corporativa comienza por entender la naturaleza dinámica de la organización, asimilar los criterios de valor y pérdida y definir el rol de servicio y soporte corporativo.

Dos grandes escenarios

Hay dos grandes escenarios sobre los cuales planteamos la base de inteligencia. El primero es el interno, que debe contemplar:

  • Cultura y gobierno.
  • Criterios sobre delito y falta.
  • Criterio de administración de pérdida.
  • Normativa y políticas.
  • Tiempos de la empresa.
  • Estrategia y operaciones.

El segundo es el externo, que considera el entorno de negocios con puntos que pueden incluir:

  • Autoridad: gobierno, normativa, política, alcance, capacidades.
  • Sociedad: valores, criterios, polos, diferencias generacionales.
  • Criminalidad: alcance, modus operandi, capacidades, realidad.
  • Medios: veracidad, politización, asertividad, redes.

Analizar y definir los factores requiere un entendimiento estratégico del negocio, así como considerar aspectos criminológicos y sociales, amén de un criterio corporativo de seguridad donde las capacidades operativas complementan el conocimiento y las habilidades ejecutivas. Este análisis busca dónde convergen los puntos críticos de los dos escenarios, lo que permite definir la agenda de riesgos junto al cliente interno para que la pérdida sea validada por este último. La convergencia de los dos escenarios permite plantear propuestas más robustas.

Una sola cultura

El proceso de inteligencia no puede sustentarse en una visión de autoridad policial, de persecución de delitos. Debemos enfocarnos en cómo contribuir a desarrollar una cultura de empresa segura donde la plataforma de valores permee a través de la empresa, acomodando el mismo mensaje a cada grupo generacional creando una sola cultura.

El alcance no sólo habrá de considerar la agenda de riesgos para la operación comercial a nivel de sucursales. Deberá dar soporte al esfuerzo de asegurar los servicios esenciales y la infraestructura crítica y atender en el cómo. La seguridad es parte del servicio al cliente y también tiene que ser parte de los equipos multifuncionales que dan servicio y soporte. Este esfuerzo, basado en el proceso de inteligencia de seguridad corporativa, ha de posicionar la seguridad dentro de la estructura de funciones críticas que sostienen a la corporación.

inteligencia de seguridad corporativa sector financiero